Síntomas

Síntomas

Una de las peculiaridades de la hipertensión es la dificultad de detectarla, pues en la mayoría de los casos no presenta señales específicas. En algunos casos el síntoma más notorio que puede llevar a su diagnóstico son dolores de cabeza de forma intermitente provocando tensión.

Existen casos cuando la presión arterial es demasiado alta y la hipertensión aparece de manera inmediata, presentando además del dolor de cabeza, los siguientes síntomas: confusión, náuseas o vómitos, sangrado de nariz y problemas de visión.