Según estudios en Estados Unidos, las enfermedades cardiacas son la principal causa de muerte en sus habitantes. El organismo necesita colesterol para funcionar, pero en exceso es peligroso. Existe colesterol bueno, que ayuda a eliminar el abundante. Una mala dieta aumenta los niveles de colesterol malo y triglicéridos, afectando la salud cardiaca. Hay cuatro componentes que son perjudiciales para tu corazón:

1) Sodio: el organismo requiere una mínima cantidad de sodio para realizar algunas funciones necesarias. Su exceso eleva la presión arterial, aumentando el riesgo de infartos. La Asociación Americana del Corazón recomienda consumir diariamente 1.5 gramos de sodio.

2) Azúcar: La Organización Mundial de la Salud sugirió disminuir el consumo de azúcar diario a menos del 10% de las calorías. Su exceso sube el nivel de triglicéridos. Aumenta la presión arterial, incrementa el riesgo de enfermedades coronarias y ataques cardiacos.

3) Grasas trans: se atascan en los vasos sanguíneos. Aumentan el colesterol malo y reducen el bueno, pueden provocar infartos o angina de pecho. La Asociación Americana del Corazón indica consumir como máximo 2 gramos de estas grasas por día, en una dieta de 2000 calorías.

4) Grasas saturadas: conocidas como las grasas más perjudiciales para la salud. Incrementan niveles de colesterol malo y triglicéridos, y engrosan las paredes internas de las arterias. Especialistas recomiendan que solo un 10% de las calorías diarias procedan de estas grasas.

A continuación te daremos una lista de alimentos dañinos para tu corazón:

· Alimentos procesados y envasados: sopas en vaso, galletas, chocolates, pasteles, pastas.
· Carnes procesadas (tocino, carnes secas y en lata)
· Aderezos y salsas.
· Carnes rojas.
· Productos lácteos enteros como leche entera, mantequilla y crema.
· Pan.
· Comida rápida: papas fritas, pizzas.
· Aguas gaseosas.

Realizando cambios en nuestra alimentación diaria, podemos mejorar la salud del corazón y reducir el riesgo de una enfermedad cardíaca.

Publicado en Cardio

Un infarto al miocardio también es conocido como ataque al corazón esto sucede cuando el corazón se daña o no recibe la cantidad de oxígeno que necesita. Generalmente esto ocurre debido a una obstrucción en una arteria coronaria, que brinda nutrientes y oxigeno al corazón, y traslada sangre desde este órgano a otras partes del organismo. Arteriosclerosis; hipertensión; tabaquismo; colesterol alto; sedentarismo; niveles altos de triglicéridos; obesidad; diabetes; familiares con enfermedades cardiacas; estrés, son factores de riesgo que puede ocasionar un infarto al miocardio. A continuación te daremos ciertos consejos para que puedas prevenir estos factores y evitar un ataque al corazón: Mantener un control de la presión; no fumar; visitar regularmente al cardiólogo. Realizar actividad física mínimo 30 minutos diarios, los ejercicios más recomendados para prevenir un infarto al miocardio son caminar, natación y ciclismo; tomar suficiente cantidad de agua; tener tratamiento si se tiene arteriosclerosis, diabetes y colesterol alto. Tener una alimentación saludable es fundamental. De acuerdo con especialistas la dieta mediterránea podría ser muy buena ya que es alta en frutas; verduras; cereales integrales; legumbres, pescado. Además se debe disminuir el consumo de grasas saturadas; trans, sal y alimentos que contengan azúcar simple. El aceite de oliva; la avena; los frutos secos como las almendras, son alimentos que reducen el riesgo de un ataque al corazón. El tener una dieta saludable y evitar el sedentarismo, colabora en decirle adiós al estrés y tener un peso adecuado. Sigue las anteriores sugerencias, las cuales te ayudarán a evitar un infarto al miocardio.

Publicado en Cardio

El riesgo de sufrir un infarto, arritmia, derrame cerebral, enfermedad coronaria y otros accidentes cardiovasculares, no se debe solamente a factores físicos como fumar, a una mala alimentación o el sedentarismo.

La ansiedad y la depresión constituyen dos de los enemigos más insistentes de nuestra salud, ya que pueden provocar la aparición de enfermedades, agravar las ya existentes y aumentar la mortalidad de las personas.

Si bien no existe una fórmula mágica para librarnos de estos enemigos de la salud, lo importante es encontrar formas de liberar la ansiedad y de salir de la depresión a través del ejercicio, los hobbies sanos como aprender a tocar instrumentos musicales, cursos varios como mecánica, jardinería, etc., y sobre todo tener fortaleza emocional. Esto permitirá mejorar no solo nuestra salud mental, sino también física.

Publicado en Cardio

Si estás pensando en viajar y tienes alguna enfermedad cardiovascular es fundamental que sepas que precauciones debes tomar. A continuación te las diremos para que las tomes en cuenta:

· Lo primero que debes hacer es informarle a tu doctor acerca del viaje, quién realizará una serie de exámenes para evaluar los riesgos. Si te confirma que puedes viajar debes seguir sus instrucciones.

· El siguiente paso es que bajo ningún motivo dejes de tomar tus medicinas durante el viaje.

· Si tu doctor te ha cambiado el tratamiento debido a tu viaje. Te recomendamos que lo realices como mínimo dos semanas antes que te vayas, para observar cualquier reacción.

· Ten la información de los hospitales cercanos a donde viajarás.

· Además el médico también podría prescribirte ciertos medicamentos en caso de alguna emergencia.

· Dependiendo de tu estado de salud podrás viajar en avión debido a la altitud y presencia de menos oxígeno, tu corazón realizará un mayor esfuerzo para bombear la sangre al cuerpo. Además podría incrementarse tu presión arterial y ocasionar dificultades respiratorias.

· Para evitar que aparezca un coágulo de sangre en un paciente cardiovascular que viaja en avión debe tomar mucho líquido, evitar alimentos salados y caminar.

· Si tienes un marcapaso o desfibrilador verifica que funcione correctamente, y lleva tu tarjeta de marcapasos.

· No olvides llevar una copia de tu informe médico, tus exámenes recientes y tus recetas.

· En tu viaje evita actividades físicas fuertes, mantén tu alimentación saludable y no comas excesivamente.

Ahora solo debes tomar en cuenta estas precauciones y viajar con tranquilidad.

Publicado en Cardio

Las válvulas del corazón tienen como función abrirse y cerrarse de forma adecuada durante el ciclo cardíaco, para transportar la sangre de una cavidad a otra. Cuando las válvulas del corazón no trabajan correctamente debido a que son afectadas por distintas enfermedades, se les conoce como valvulopatías. Entre las causas más comunes están:

Estenosis valvular, que es un estrechamiento valvular que produce insuficiente cantidad de sangre; endocarditis ocasiona una inflamación dentro de las válvulas cardíacas causando daños definitivos y también puede ser provocada por un defecto congénito de las válvulas que ocurre en el embarazo conocido como valvulopatía congénita.

Otro factor es la edad avanzada que produce una valvulopatía degenerativa, ocasionando insuficiencia valvular que provoca el endurecimiento y calcificación (acumulación de calcio) en las válvulas, causando poca movilidad y que no puedan cerrarse completamente.

Dolor en el pecho; falta de aire; dificultad para realizar cualquier actividad física y recuperación lenta al hacerla; anormalidades en el ritmo cardíaco y fatiga, son los síntomas que presenta una persona con problemas en sus válvulas. Según la gravedad de la valvulopatía, esta puede ser: Ligera cuando no necesita tratamiento solo seguimiento. Moderada si necesita un seguimiento más cercano y podría requerir tratamiento. Severa cuando necesita tratamiento quirúrgico.

Un ecocardiograma es la forma más adecuada para poder diagnosticar valvulopatías. El tratamiento dependerá de la válvula que esté afectada y el tipo de afección.

Publicado en Cardio

De acuerdo con varias investigaciones las carnes rojas no son buenas para la salud del corazón. Un estudio realizado por científicos estadounidenses indicó que existe una sustancia en este tipo de carnes conocida como carnitina.

La cual se degrada por bacterias que se encuentran en el intestino, y luego se convierte en el hígado en una sustancia química llamada TMAO, relacionada con el aumento de los niveles de colesterol y por consiguiente el incremento de posibilidades de afecciones del corazón.

Una investigación de Cohort of Swedish confirmó que los participantes que tuvieron un consumo más alto de carne procesada como los chorizos, embutidos, jamón, tocino y salchichas, tenían un 28% más de riesgo de desarrollar insuficiencia cardiaca, y tuvieron una posibilidad dos veces mayor de fallecer por esta enfermedad. No encontraron ningún vínculo entre el consumo de carne roja sin procesar y la insuficiencia cardíaca.

Un estudio realizado por la Universidad de Harvard también demostró que el riesgo de enfermedades del corazón es más alto cuando se consumen carnes rojas procesadas que carnes rojas no procesadas. Si se consumen una vez al día, incrementan un 42% las probabilidades de afecciones cardíacas.

Especialistas indican que la carne roja procesada posee alrededor de cuatro veces más de sodio y 50% más de preservativos de nitrato en comparación a las no procesadas. Y el consumo excesivo de sodio está relacionado con la hipertensión, que aumenta el riesgo de problemas cardiacos.

Aunque en cuanto a colesterol y grasa son similares, ambos factores dañinos para el corazón. Además incrementan los triglicéridos. Expertos recomiendan evitar la carne roja procesada y disminuir el consumo de la carne roja sin procesar una porción por semana.

 

Publicado en Cardio

Todos conocen la importancia de una buena higiene dental, lo que probablemente no sabían es que la salud de la boca está estrechamente relacionada con la salud del resto del cuerpo y especialmente con la salud del corazón.

Una óptima salud oral es buena para este órgano, mientras que la enfermedad periodontal es un factor de riesgo de enfermedades cardiovasculares.

Según estudios, quienes sufren enfermedades de las encías son 200% más propensos a las enfermedades del corazón que los que no las padecen. ¿Por qué? Porque en la boca habitan grandes cantidades de bacterias que pueden pasar a la sangre y afectar otras zonas del organismo. Estas viajan a través del torrente sanguíneo, llegando al corazón y arterias, aumentando el colesterol, propiciando inflamación, contribuyendo al desarrollo de aterosclerosis y aumentando el riesgo de isquemia e infarto del miocardio.

Los problemas dentales también se han vinculado con osteoporosis en las mujeres, artritis y con el nacimiento de bebés prematuros de bajo peso.

Con tanta evidencia encontrada, que relaciona las enfermedades de las encías con enfermedades del corazón, debemos prestar mucha más atención y cuidado a nuestra salud bucal, mediante el cambio de hábitos de vida.

Publicado en Cardio

Los edulcorantes artificiales utilizados como sustitutos del azúcar, son conocidos por ser más sanos, no brindar muchas calorías y no aumentar de peso. Sin embargo de acuerdo con una investigación publicada en Canadian Medical Association Journal pueden tener consecuencias negativas para la salud.

Según dicho estudio los edulcorantes artificiales están más relacionados con el incremento de peso a largo plazo y el aumento de riesgo de obesidad, diabetes, hipertensión, enfermedades del corazón que con la disminución de peso.

Para obtener estas conclusiones revisaron 37 investigaciones que analizaron a más de 400 mil personas durante aproximadamente diez años. Únicamente siete estudios fueron ensayos controlados aleatorios, los cuales no mostraron una relación de los edulcorantes artificiales sobre el adelgazamiento. Al contrario, los estudios observacionales mostraron una relación entre los sustitos del azúcar y mayores posibilidades de aumento de peso.

También un 14% más de riesgo de diabetes tipo 2 y más probabilidades de las enfermedades colocadas inicialmente, incluyendo afecciones cardíacas. Además encontraron que para las personas con diabetes, hipertensión, sobrepeso, los efectos positivos de los edulcorantes artificiales de cero calorías son muy bajos o inexistentes.

Una de las autoras de la investigación indicó que se necesitan más estudios que determinen los riesgos de los edulcorantes artificiales a largo plazo. Actualmente un equipo en el Instituto de Investigación del Hospital Infantil de Manitoba realiza una investigación para saber cómo el consumo de los sustitos del azúcar en el embarazo puede afectar el metabolismo, bacterias intestinales y aumento de peso en los bebés.

Mientras tanto especialistas recomiendan tener precaución con los edulcorantes artificiales e indican consumirlos moderadamente y que esto lo apruebe un doctor. Sugieren consumir azúcar sin excesos.

 

Publicado en Cardio
Página 2 de 9