Domingo, 26 Enero 2020 01:01

Ten cuidado con las comidas que dañan tu corazón

Valora este artículo
(0 votos)

Según estudios en Estados Unidos, las enfermedades cardiacas son la principal causa de muerte en sus habitantes. El organismo necesita colesterol para funcionar, pero en exceso es peligroso. Existe colesterol bueno, que ayuda a eliminar el abundante. Una mala dieta aumenta los niveles de colesterol malo y triglicéridos, afectando la salud cardiaca. Hay cuatro componentes que son perjudiciales para tu corazón:

1) Sodio: el organismo requiere una mínima cantidad de sodio para realizar algunas funciones necesarias. Su exceso eleva la presión arterial, aumentando el riesgo de infartos. La Asociación Americana del Corazón recomienda consumir diariamente 1.5 gramos de sodio.

2) Azúcar: La Organización Mundial de la Salud sugirió disminuir el consumo de azúcar diario a menos del 10% de las calorías. Su exceso sube el nivel de triglicéridos. Aumenta la presión arterial, incrementa el riesgo de enfermedades coronarias y ataques cardiacos.

3) Grasas trans: se atascan en los vasos sanguíneos. Aumentan el colesterol malo y reducen el bueno, pueden provocar infartos o angina de pecho. La Asociación Americana del Corazón indica consumir como máximo 2 gramos de estas grasas por día, en una dieta de 2000 calorías.

4) Grasas saturadas: conocidas como las grasas más perjudiciales para la salud. Incrementan niveles de colesterol malo y triglicéridos, y engrosan las paredes internas de las arterias. Especialistas recomiendan que solo un 10% de las calorías diarias procedan de estas grasas.

A continuación te daremos una lista de alimentos dañinos para tu corazón:

· Alimentos procesados y envasados: sopas en vaso, galletas, chocolates, pasteles, pastas.
· Carnes procesadas (tocino, carnes secas y en lata)
· Aderezos y salsas.
· Carnes rojas.
· Productos lácteos enteros como leche entera, mantequilla y crema.
· Pan.
· Comida rápida: papas fritas, pizzas.
· Aguas gaseosas.

Realizando cambios en nuestra alimentación diaria, podemos mejorar la salud del corazón y reducir el riesgo de una enfermedad cardíaca.

Visto 715 veces